Paisajes insólitos

 
 

La comarca del Valle del Almanzora es uno de los grandes pulmones verdes de Andalucía. Situada entre las sierras de los Filabres y las Estancias y recorrida por el río que le da su nombre, ofrece al visitante una belleza insólita, singular y llena de contrastes.

En la Sierra de los Filabres se halla el Calar Alto, a 2.168 m sobre el nivel del mar, representa el techo de la Sierra y del Valle del Almanzora. En su cima encontramos el observatorio astronómico, uno de los más importantes del mundo por su sofisticación y vanguardia. El Calar Alto es uno de los espacios naturales más peculiares de España y sus vistas son realmente excepcionales. Además, tanto en la Sierra de Filabres como en la Sierra de las Estancias, encontramos numerosas áreas recreativas de fácil acceso y desde las que parten rutas a pie que nos descubrirán la naturaleza en estado puro.

La flora del Valle del Almanzora es una de las más diversas de Andalucía con especies autóctonas y de interés para el viajero aficionado al turismo en plena naturaleza.

En cuanto a la fauna de esta comarca, encontramos ejemplares protegidos de zorro y jabalí, ciervos, tejón y gato montés entre otras. Además, es zona de paso para las aves migratorias y supone un lugar de gran interés para todo aquel que disfrute de la observación de la fauna en su hábitat natural.