Cuando vivir es un arte

 
 

En la comarca del Valle del Almanzora ha sido habitada por todas las civilizaciones mediterráneas por lo que su artesanía es de una espléndida variedad.

La industria artesana más floreciente ha sido el mármol desde la antigüedad. El mármol de la comarca se ha utilizado en monumentos tan destacados como la Alhambra de Granada, La Mezquita de Córdoba o el Monasterio de El Escorial. Pero además del mármol, en Tíjola, Serón y Albox destaca otro tipo de artesanía: la cerámica y la alfarería de tradición centenaria.

La artesanía de la madera en la comarca tiene a Pedro Gilabert como su máximo exponente. Este escultor cuenta con un museo en Arboleas y una obra y estilo propios que son referencia para talleres y artistas. El trabajo con el esparto también ha sido uno de los oficios tradicionales en el Valle del Almanzora y durante los últimos años se le ha impulsado mucho en Serón. Podemos encontrar botelleros, cestos y todo tipo de objetos de esparto para la decoración del hogar y con el sello de la artesanía de la zona.